La Coordinación de convivencia es un espacio muy apreciado por los estudiantes ya que allí no se cumple una figura de autoridad sino de acompañamiento y seguimiento oportuno para los diferentes casos que se pueden ir presentando. Por eso mismo, más que una oficina para juzgar, es un lugar para conversar e identificar fortalezas y acciones de mejora que se pueden implementar ante algún problema o ante algún requerimiento. 

En el Jordán, estamos trabajando para que los conflictos sean asumidos como oportunidades para aprender, necesarias para crecer como persona, ya que ayudan al proceso de diferenciación de cada individuo y al desarrollo de habilidades sociales básicas para los distintos aprendizajes y la convivencia.  Es por ello, que la coordinación maneja su propio proyecto el cual está enfatizado en los procesos y actores de la comunidad educativa que permean y favorecen la sana convivencia en los diferentes ambientes y escenarios escolares. En este sentido, busca el trabajo oportuno y asertivo de múltiples acciones que atiendan a las necesidades de quienes están inmersos en este proceso. 

En el marco de la política Nacional de Educación Ambiental, se deben plantear mecanismos para analizar y comprender los problemas ambientales locales, regionales y nacionales para generar espacios de participación que involucren soluciones acordes con las dinámicas naturales y socioculturales en pro de una gestión sostenible del entorno.  En este orden, este proyecto busca educar a la comunidad en el manejo adecuado del agua, la energía eléctrica y la clasificación adecuada de los residuos sólidos cómo una forma de cuidar nuestra casa común, por medio de la creación de un proyecto invernadero.

Objetivo General:
Proponer la construcción de un sistema de cultivos que permita generar conciencia medio ambiental, partiendo del cuidado integral de recursos tanto renovables como no renovables y de especies vegetales.

Este es un proyecto que nace de la necesidad de crear espacios reflexivos, donde se fortalezca el pensamiento crítico de los estudiantes frente a las diferentes situaciones de una realidad que los sumerge cada vez más en avances tecnológicos, dispositivos electrónicos y momentos en los cuales la exposición al consumo de sustancias psicoactivas se les puede mostrar como la opción de recreación o inhibición de conductas. El proyecto le apuesta a afianzar los factores de prevención que fomenten estilos de vida saludables y otras alternativas de entretenimiento, ante posibles conductas adictivas en nuestros estudiantes.

Objetivo General:
Fortalecer los factores de prevención ante conductas adictivas para fomentar estilos de vida saludables y otras alternativas de entretenimiento, a través de estrategias informativas y aplicativas a la realidad del estudiante sajoniano.

Uso del tiempo libre

En preescolar, este proyecto busca que los niños puedan ser instruidos sobre el conocimiento del mundo, enfocados en el cuidado del medio ambiente. En primaria, se apuesta por la creación de una atmósfera bilingüe dentro de la institución, que cubra, fortalezca y disminuya los vacíos existentes en el proceso de aprendizaje de la segunda lengua. En bachillerato, el se busca que a través del arte los estudiantes puedan hallar una puerta hacia la transformación de la visión de la vida, para construir una noción positiva del mundo, fortaleciendo la creatividad de los estudiantes.

Objetivo general:
Fomentar espacios enriquecedores que permitan el desarrollo del buen uso del tiempo libre en la institución.

Este proyecto pretende aportar al fortalecimiento de estrategias que promuevan la construcción de espacios en el ámbito escolar donde la comunidad educativa demuestre una apropiación de reglas de movilidad vial dentro de los espacios urbanos. Por esto, el proyecto propuesto, busca la formación de nuestros niños y jóvenes en una cultura en la que sean conscientes de la cultura de movilidad vial, cuyo fin es cuidar y preservar la vida de los miembros de la sociedad en general.

Objetivo General:
Promover en los estudiantes una práctica apropiada de la cultura vial y movilización consciente dentro y fuera de la institución. 

Nos asiste la convicción que nuestro actual sistema educacional tiene serias dificultades para dar respuestas adecuadas a las grandes ansias del corazón de nuestros jóvenes, a sus necesidades de desarrollo afectivo, intelectual, ético, social y espiritual. Tememos que estos ámbitos de la persona y que son centrales en los fines de una auténtica educación, se han quedado en la sola formulación de principios inspiradores, que hasta ahora no han logrado traducirse coherentemente en valores, objetivos, experiencias pedagógicas, ni en formulaciones curriculares concretas.

 Objetivo General:
Evangelizar a nuestra institución promoviendo el discipulado y la misión, desde los valores del Evangelio, el carisma dominicano, las virtudes y la integración a la comunidad eclesial, para la proyección y la transformación social.

El proyecto transversal de formación para la vida desarrolla una mirada transformadora y constructora a nivel afectivo, actitudinal y comportamental a través de los valores de la comunidad educativa. Además de contribuir a elevar la calidad y pertinencia del proceso escolar y personal, nos pone en concordancia con las disposiciones de la Ley General de Educación (Ley 115 del 8 de febrero de 1994) la cual establece como obligatoria la cátedra de Educación Sexual y su implementación en proyectos pedagógicos articulados al PEI. 

Objetivo General:
Promover en nuestros estudiantes una construcción de valores, criterios y pautas que les permitan un adecuado desarrollo de la formación para la vida, a través de campañas donde se trabajarán aspectos como: la toma decisiones, inteligencia emocional, identidad y proyecto de vida de nuestros estudiantes.

La salud y la calidad de vida del estudiante están ligadas al rendimiento escolar, teniendo en cuenta esto, es importante generar rutinas de autocuidado, hábitos de vida saludable e higiene personal, para el fortalecimiento de habilidades formativas en los niños y adolescentes de nuestro colegio.

Objetivo General:
Generar conciencia en los estudiantes del colegio Jordán de Sajonia sobre la importancia de la higiene personal y autocuidado como base fundamental para prevenir afectaciones físicas y emocionales.

La formación para la paz hoy en día es un desafío para la educación, ya que debe ser un proceso en donde la familia, en un trabajo mancomunado con las instituciones educativas, desarrollen y fortalezcan en los niños, niñas y jóvenes los valores necesarios para asumir su día a día reconociendo, respetando y valorando a cada persona que le rodea. Así, a través del compartir diario con sus familiares, compañeros y maestros, se llegue a construir ambientes de paz, porque se reconoce en los demás la dignidad de ser personas.

Objetivo General:
Fomentar una cultura de paz, desde el reconocimiento de los deberes y derechos humanos, a partir de la vivencia de los valores institucionales del respeto, tolerancia, diálogo, solidaridad y equidad para generar una sana convivencia.

El Proyecto de convivencia escolar está enfocado en los procesos y actores de la comunidad educativa que permean y favorecen la sana convivencia en los diferentes ambientes y escenarios escolares, trascendiendo en el estudiante y en el docente, debido a que como actores sociales deben manejar adecuadamente los procesos discursivos como una de las herramientas básicas para interactuar con sus pares y con la comunidad en general a través del diálogo entre estudiante y docente para cumplir una función esencial de mediador, haciendo énfasis en el clima escolar, para prevenir y resolver cualquier conflicto haciendo uso de la ruta de atención integral.

 Objetivo General:
Generar acciones para fortalecer la sana convivencia de la comunidad educativa del Colegio Jordán de Sajonia a través de diversos ambientes propuestos para los estudiantes y en los cuales desarrollan su vida escolar.

Con este proyecto se pretende formar a la comunidad académica en general -y en especial a estudiantes y maestros-para ser agentes históricos, capaces de transformar positivamente e impactar, a través de prácticas cotidianas reflexivas y sensibles, sus contextos más cercanos: hogar, colegio, familia. Esto, desde el respeto por sí mismo y por el otro, desde ese pensar tanto en quien se tiene frente a uno como un par, y no como alguien mejor o peor, como alguien valioso, en construcción y merecedor de empatía sin importar sus condiciones socioeconómicas, rasgos físicos o creencias.

Objetivo general:
Diseñar y ejecutar planes y campañas escolares de sensibilización y apropiación de valores mediante un amplio proceso pedagógico y comunicacional, hacia una cultura de paz, no violencia y transformación pacífica de los conflictos.